Megacausa ESMA INICIO EL JUICIO DÍA A DÍA DOCUMENTACIÓN
INICIO CONTACTO ENGLISH PORTUGUÉS

02 02 2018
Caminar por la historia

Las visitas guiadas permiten conocer cómo era el funcionamiento del predio de la ex ESMA durante la última dictadura y su actual transformación en un espacio para la memoria. 


Un ejercicio de memoria colectiva. Una invitación a reconstruir la historia del predio de la ex ESMA, desde su fundación como Escuela de Mecánica de la Armada y su posterior funcionamiento como centro clandestino de detención, tortura y exterminio durante la última dictadura cívico-militar que sufrió la Argentina entre 1976-1983, hasta su actualconfiguración como Espacio para la Memoria y la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos a partir de 2004.

El Recorrido Histórico es una invitación a transitar las calles y edificios de lo que fue la base más importante de la Marina en Buenos Aires. En estas visitas se busca recuperar la historia de aquellos lugares que durante la etapa dictatorial estuvieron estrechamente vinculados a la actividad represiva abasteciéndola, dándole cobertura y brindándole apoyos de diverso tipo.

Es así que el Recorrido señala aquellos edificios, espacios, huellas o marcas históricas que, a la luz de los testimonios y otras fuentes documentales, se constituyen en un testimonio material significativo para comprender los usos y el funcionamiento del CCDTyE.

***

En 1928 se inauguró la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), cuya función era la formación de suboficiales del cuerpo de marinería; y en 1934 la Escuela de Guerra Naval, destinada a la capacitación de los oficiales superiores. La mayoría de los edificios instalados en el terreno (complejos habitacionales, enfermería, talleres, comedores, entre otros) pertenecían a la ESMA, que posteriormente compartió algunos de sus espacios con la Escuela de Guerra Naval.

Entre 1976 y 1983, sin abandonar las tareas educativas que implicaban a miles de alumnos, la totalidad del predio de 17 hectáreas y el Campo de Deportes lindante estuvieron al servicio del terrorismo de Estado, constituyendo uno de los centros clandestinos de detención más grandes del país. Desde el Casino de Oficiales –edificio donde se ubicó el núcleo de la accionar represivo- y con el sostén del resto de las instalaciones, se llevó adelante el plan sistemático de secuestro, tortura y desaparición de alrededor de 5000 hombres y mujeres, en su gran mayoría militantes políticos.

El predio como complejo educacional constó de alrededor de 35 edificaciones. Durante el último período dictatorial, un número que oscilaba entre 5 mil y 7 mil personas -entre estudiantes, conscriptos, suboficiales, oficiales, dotaciones de la Armada y personal civil- formó parte de las diversas dependencias. Algunas de ellas -y su personal- tuvieron una relación directa con el accionar represivo. La ESMA mantuvo así una estructura y organización formal e institucional ligada a la educación y otra ilegal y clandestina.

Este conocimiento se basa en los testimonios de ex detenidos sobrevivientes que identificaron a personas involucradas en las tareas represivas y a la vez describieron el uso y funcionamiento que con el mismo fin se dio a varios inmuebles y lugares del predio. Por otra parte, el bagaje informativo fue complementado y enriquecido con nuevos datos brindados por ex alumnos y ex soldados conscriptos allí asignados, material que junto con las fuentes documentales investigadas aportaron a la mejor comprensión de la doble funcionalidad de la ESMA durante la dictadura.

Numerosos edificios y espacios del predio integraron la maquinaria represiva. Tal es el caso del Casino de Oficiales – núcleo y base de la estructura represiva de la Armada (Grupo de Tareas -GT- 3.3/2) y lugar de concentración, tortura y exterminio de los secuestrados-.

Pero también estuvieron incluidos otros espacios y construcciones: los accesos por los que ingresaban los vehículos “operativos” que traían a las personas secuestradas; los recorridos que hacían estos autos y los puestos de control que debían atravesar (la Jefatura de guardia y la garita de control); el playón de estacionamiento cuyo doble muro ocultaba y protegía a los automotores que usaba el GT.

Y más aún: la Enfermería, algunos de cuyos médicos participaron en operativos, en el control salud de los secuestrados y en partos de las detenidas embarazadas; el Pabellón Coy, que funcionó en el último periodo como sede del sector operativo del GT de la ESMA; y la Plaza de Armas, usada por los helicópteros que transportaban al almirante Massera y en ocasiones a detenidos encapuchados que eran llevados al Casino de Oficiales.

Por otra parte, en el Taller de Automotores se montó, acondicionó y sostuvo un vasto parque de vehículos no identificables; la Imprenta donde se confeccionaba la documentación falsa para diversos operativos represi-vos; el Campo de Deportes, utilizado en la incineración de cuerpos y la eliminación física de detenidos.

En el denominado Pabellón Central o “Cuatro Columnas”, edificio insignia de la ESMA, tenía su despacho el Director de la Escuela, quien a la vez comandaba del Grupo de Tareas. Allí estaban las aulas para los alumnos, muchos de los cuales eran asignados a actividades represivas dentro y fuera del predio. Sobre el otro extremo del predio, la Escuela de Guerra Naval, que mantenía estrechos vínculos con el GT, capacitaba en la metodología represiva a oficiales propios, el Ejército e incluso a delegaciones navales extranjeras.

Todos y cada uno de estos lugares son fundamentales para comprender el funcionamiento de la totalidad de la ESMA como unidad represiva y colaboran en entender cómo operó la Marina dentro del plan sistemático de desaparición de personas desde el CCDTyE más grande que tuvo la Armada bajo su órbita.

***

Desde el período dictatorial se ha ido identificando y reconociendo a la ESMA en tanto centro clandestino de detención. Tanto el funcionamiento del Casino de Oficiales como así también diversas edificaciones –incluido el Campo de Deportes-, fueron señalados en las denuncias y testimonios brindados por los sobrevivientes que pasaron por este CCDTyE, primero desde el exilio; y luego en nuestro país con el retorno de la democracia (en especial en la CONADEP y en el Juicio a las Juntas Militares).

A partir de la recuperación del predio como Espacio Memoria y Derechos Humanos fue posible recabar mayor información y detalle del uso de este lugar durante la última dictadura. Principalmente, porque la posibilidad de entrar a estos espacios facilitó el reconocimiento y la reconstrucción del funcionamiento de los mismos in situ, cruzando los testimonios orales con la evidencia material de los edificios y lugares. Toda la materialidad del predio, sus edificaciones, calles, espacios constituyen prueba judicial y un testimonio material de alto valor cultural, histórico y social que debe ser preservado.

Además de las fuentes ya mencionadas (testimonios de sobrevivientes, declaraciones de ex conscriptos y ex estudiantes de la ESMA), la información se releva también en base a causas judiciales; declaraciones de represores en distintos contextos; documentos de la Armada; planos de época; entre numerosas fuentes documentales y de archivo, que van aportando a la reconstrucción de la historia del lugar y su uso en distintos momentos.

Esta reconstrucción es permanente y abierta a nuevos datos. Gracias a la investigación desarrollada desde la conformación del Espacio, se identificó un lugar fundamental en el funcionamiento del CCDTyE. Es un sector del sótano de la Cocina y Comedor de Aspirantes donde se instaló durante la dictadura la Central de Operaciones y ComunicacionesC.O.C- (“Selenio” en la clave del dispositivo represivo), que operó las comunicaciones exteriores del Grupo de Tareas.

***

El Proyecto del Recorrido Histórico propone visitas guiadas por el predio de la ex ESMA que se complementan con otros dispositivos: audioguía, señalética, folletos, fotos y videos en la web. La visita da cuenta de cómo la totalidad del terreno de 17 hectáreas junto a su campo de deportes se conformó en una unidad represiva. La historia del predio se analiza en sus distintas temporalidades, centrándose en la última dictadura pero dimensionando también las funciones originales y la importancia de su conformación como Espacio Memoria. La transmisión de la memoria y la promoción de los derechos humanos que aquí se desarrolla son entendidas como acciones colectivas y participativas. Buscan promover el desarrollo de un pensamiento crítico y reflexivo por parte de las presentes y futuras generaciones.

Destinadas a todos aquellos que quieran conocer el Espacio Memoria y su historia, a partir de los 16 años. 

Para consultas e inscripción: visitasguiadas@espaciomemoria.ar o llamando al 4704-7538

 




Otras Noticias

MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA. 30.000 DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES

Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Av. del Libertador 8151 | Tel. 4702-9920 | Ciudad de Buenos Aires (C1429BNC) Argentina | SEO | Todos los derechos reservados 2011


LICITACIONES Y COMPRAS