Megacausa ESMA INICIO EL JUICIO DÍA A DÍA DOCUMENTACIÓN
INICIO CONTACTO ENGLISH PORTUGUÉS

25 01 2018
Marcas por la memoria

Memoriales, monumentos y señalizaciones forman parte de prácticas colectivas que permiten establecer un nexo entre el pasado y presente en la historia de los pueblos.


Las sociedades del mundo, especialmente aquellas que han atravesado situaciones de violencia política se conectan con su pasado a través de una memoria colectiva que, lejos de venerar una memoria estática, permiten materializar la historia, dejar una marca cargada de sentidos. Placas, murales, monumentos, baldosas, esculturas, nombres de las calles, instituciones, señalizaciones, son intervenciones que dejan una huella, que refleja un proceso histórico determinado, una memoria que está en continuo movimiento y construcción.

Muchos países de Europa oriental han sido atravesados por una historia reciente muy dura signada por la guerra, los bombardeos y la muerte. Es así que, todas ellas están saturadas de marcas del pasado, desde baldosas con nombres de judíos que murieron en el holocausto, hasta monumentos afloran en cada rincón que dan cuenta de la historia que ha transitado cada lugar.

En América Latina, las marcas de la memoria ligadas a la terrorismo de Estado se multiplican desde el memorial del detenido desaparecido y del ejecutado político, inaugurado en 1994 en el Cementerio General de Santiago hasta el Parque de la Memoria en Buenos Aires, el Memorial de recordación de los detenidos desaparecidos en Montevideo, el Ojo que llora en Lima o el monumento Tortura Nunca Mais en Recife, Brasil.

En cuanto a los espacios donde ocurrieron las prácticas represivas, aquí se promueven iniciativas para establecer marcas que los conviertan en lugares cargados de sentidos: Villa Grimaldi transformada en el Parque de la Paz y el predio de Londres 38 en Santiago de Chile son casos emblemáticos de este tipo de iniciativa. También los son aquellos proyectos desarrollados en Argentina como el proceso de recuperación del predio de la ESMA, uno de los centros clandestinos más emblemáticos que funcionó durante la última dictadura, Olimpo, D2, La Perla, entre otros centros convertidos en espacios de memoria en el resto del país. A su vez, muchos de estos lugares están señalizados con estructuras que simbolizan los pilares de Memoria, Verdad y Justicia.

En Argentina, durante la última dictadura, las Madres de Plaza de Mayo comenzaron a marchar todos los jueves alrededor de la pirámide de la Plaza de Mayo reclamando la aparición de sus familiares. Empezaron a utilizar el pañuelo en la cabeza para identificarse entre sí y es el día de hoy que continúan marchando, semanalmente, exigiendo justicia. Esta presencia está inscripta también en la piedra y el cemento ya que se pintaron pañuelos blancos, símbolo de las Madres, alrededor de las pirámides.

Por otro lado, marcar las veredas en los barrios a través de las Baldosas por la Memoria permite reconstruir la historia de vida, reivindicar el compromiso político y recuperar la historia de los militantes populares secuestrados, torturados y desaparecidos por el terrorismo de Estado. Recordarlos permite traerlos de vuelta al barrio y a la vida.

Hay constantemente un deseo y una voluntad de las personas que luchan por materializar sus memorias. Estas prácticas no se pueden ver de manera autónoma o independiente. Forman parte de un colectivo humano que deciden realizar prácticas que permitan visibilizar la historia de su pueblo, la búsqueda de la cristalización de la verdad y la justicia y la concientización para que nunca más sucedan estas atrocidades.

 




Otras Noticias

MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA. 30.000 DETENIDOS-DESAPARECIDOS PRESENTES

Ente Público Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos
Av. del Libertador 8151 | Tel. 4702-9920 | Ciudad de Buenos Aires (C1429BNC) Argentina | SEO | Todos los derechos reservados 2011


LICITACIONES Y COMPRAS